EL PARC DE RECERCA UAB CELEBRA DIEZ AÑOS IMPULSANDO LA TRANSFERENCIA DE CONOCIMIENTO Y LA INNOVACIÓN
-Parc de Recerca UAB.-

 

Mayo de 2017.-

 

El pasado viernes 26 de mayo, el Parc de Recerca UAB conmemoró su décimo aniversario con una jornada de debate sobre el futuro de los parques científicos y su papel en la economía del conocimiento.

 

El Parc de Recerca UAB reunió a más 200 personas en el acto de conmemoración de los 10 años de su creación. El acontecimiento convocó a investigadores, emprendedores, responsables de los departamentos y de los centros e institutos de investigación del campus de la UAB, así como a representantes de instituciones del territorio y de empresas vinculadas al Parque.

 

El acto inaugural contó con la presencia de los máximos representantes de las tres instituciones que forman el Parque: la presidenta del Patronato y rectora de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), Margarita Arboix; el presidente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Emilio Lora-Tamayo y el director general del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), Josep Maria Monfort. Todos ellos han puesto en valor la tarea desarrollada por el Parc de Recerca UAB durante estos diez años para fortalecer las relaciones entre la investigación y el tejido empresarial.

 

“En esta década hemos creado un verdadero ecosistema innovador y emprendedor en nuestro territorio. Ahora, el reto es incrementar el impacto social y económico de las actividades de transferencia de conocimiento que se desarrollan en el campus”, manifestó Margarita Arboix, “Hay que trabajar para abrir nuevos caminos hacia los retos de la ciencia y de la tecnología, y colaborar con investigadores y empresas para dar respuesta a la sociedad en cuestiones de gran importancia, como pueden ser el envejecimiento, la pobreza o el medioambiente”, apuntó.

 

Emilio Lora-Tamayo describió el PRUAB como una “estrategia de primer orden” para hacer frente a los cambios que se están produciendo en la generación de conocimiento. “En un proceso de transformación política y social a escala global, con un modelo de ciencia cada vez más competitivo, hay que buscar estrategias y alianzas, establecer sinergias y aprovechar recursos para proyectos internacionales”, destacó, congratulándose de ir de la mano de la UAB y del IRTA para estar “más presente en este nuevo mundo”.

 

Josep Maria Monfort recordó a las personas que hicieron posible la creación del Parque, indicando que el tiempo ha demostrado que fue “una idea de éxito” y se mostró convencido del futuro prometedor que tiene por delante.

 

La jornada también incluyó una mesa redonda sobre el futuro de los parques científicos y su papel en la economía del conocimiento, moderada por el director del PRUAB y vicerrector de Innovación y de Proyectos Estratégicos de la UAB, Javier Lafuente, y que  contó con el presidente de la IASP, Josep Miquel Piqué; la directora de Innovación Empresarial de ACCIÓ, Mariona Sanz; la fundadora de la empresa Fuelium, Neus Sabaté, y el director de Scytl, Pere Vallès.

 

Impulsando empresas innovadoras

Como instrumento al servicio de la transferencia de conocimientos y tecnología entre el mundo académico y de investigación y la empresa, el PRUAB ha contribuido a impulsar numerosos proyectos emprendedores surgidos de la actividad investigadora del campus de la UAB. Desde su creación, en 2007, ha apoyado más de 300 proyectos emprendedores y ha impulsado la creación de 92 empresas, con un índice de éxito de más del 80%. Estas empresas han generado 850 nuevos empleos, de los cuales un 25% corresponden a perfiles altamente cualificados, y facturan alrededor de 50 millones de euros anuales.

 

Sólo en 2016, se crearon seis nuevas empresas, entre las que destacan Bioeclosion, impulsada por investigadores del Departamento de Química y del Instituto de Biotecnología y Biomedicina de la UAB para comercializar un biosensor capaz de detectar la celiaquía en pocos minutos a partir de una gota de sangre, o FutureSiSens, creada por investigadores de la UAB y el Instituto de Microelectrónica de Barcelona (IMB CNM - CSIC) para llevar al mercado un sensor termoeléctrico basado en nanotecnología de silicio, que se autoabastece de energía y es capaz de detectar problemas respiratorios como la apnea del sueño o neumonías.

 

Entre las empresas del Parc de Recerca UAB con más trayectoria, también hay diferentes casos de éxito, como Scytl, especializada en el desarrollo de tecnología puntera de voto electrónico, que actualmente opera en 47 países y que este año ha cerrado una ronda de inversión de 12 M de euros que se suman a los 94 M que obtuvieron en 2014. O Oxolutia, nacida en 2010 del Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona (ICMAB - CSIC), que pone en el mercado procesos y materiales desarrollados en el campo de la superconductividad aplicada con un enfoque nano-tecnológico.

 

Más de 120 proyectos de investigación colaborativa

Uno de los objetivos del Parc de Recerca UAB es detectar las necesidades tecnológicas y sociales del tejido empresarial del territorio y dar respuesta a través de proyectos conjuntos con investigadores de diferentes disciplinas. En este sentido, gracias a la actividad del Parc se han generado más de 120 proyectos de I+D+i entre investigadores del campus y empresas, por valor de 6 millones de euros.

 

Un caso de éxito reciente de esta investigación colaborativa es el proyecto que el PRUAB ha desarrollado con la empresa Dormity.com para crear un sistema de recomendación personalizado de colchones. Durante dos años, investigadores del Servicio Universitario de Investigación en Fisioterapia de la Escuela Universitaria Gimbernat, el Centro de Visión por Computador y el Centro de Prototipos y Soluciones Hardware-Software de la UAB trabajaron con la empresa para desarrollar este sistema y a día de hoy, Dormity.com ya la ha integrado en diez tiendas.

 

Acogiendo la I+D de grandes empresas

La sede del Parc de Recerca UAB es el edificio Eureka, donde durante estos años se han ubicado 48 empresas, entre spin-offs surgidas de la Universidad, empresas pequeñas y medianas que basan su actividad en la investigación y empresas consolidadas interesadas en impulsar su innovación tecnológica en colaboración con los centros e institutos de investigación del campus universitario.

 

El Eureka acoge, por ejemplo, el Laboratorio de I+D+i Tecnologías Avanzadas de la empresa multinacional Henkel, la Unidad de Innovación de Ingredientes y Tecnología de Lucta, el departamento de I+D+i en software de Zetes o el laboratorio de olfatometría de Odournet.

 

 

 

UAB


Volver a Noticias de los Parques




Desarrollado por Web4Bio