SE ACERCA EL ESPERADO LANZAMIENTO DEL SATÉLITE CRYOSAT

IsardSAT, una empresa catalana ganadora del premio a la mejor iniciativa empresarial del 2009, es la responsable de su calibración.


La Agencia Espacial Europea (ESA) está a punto de lanzar el CryoSaT, el satélite más sofisticado creado hasta el día de hoy con el fin de investigar los hielos de la Tierra y hacer un mapeo del espesor de la capa de hielo sobre el agua y la tierra.

 

El satélite de la ESA con la misión de hielo, será puesto en órbita el próximo 25 de marzo. El objetivo de la misión es monitorear con gran precisión las variaciones en el grosor de los casquetes polares y del hielo oceánico, con el fin de saber cómo está afectando el cambio climático éstas zonas del planeta. La órbita del satélite se situará a unos700 kilómetros de altura respecto a la Tierra y será lanzado desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajstán, a través del cohete ruso Dnepr.

 

CryoSat será el tercer satélite de Exploración de la Tierra en órbita, seguido de GOCE (lanzado en marzo de 2009) y de SMOS (lanzado en noviembre de 2009). Originalmente fue previsto como el primero de la serie de Exploración de la Tierra, pero el primer satélite CryoSat se perdió como resultado de un fallo del lanzador en octubre de 2005.

 

El equipo técnico y científico de la empresa catalana isardSAT ha sido seleccionado por la Agencia Espacial Europea como responsible de la calibración del nuevo radar altimeter del satélite CryoSat. isardSAT es una empresa creada en el 2006 por Mònica Roca, dedicada a la investigación y proveedora de servicios de ingeniería en el ámbito de la Observación de la Tierra. Su especialización y experiencia en la calibración de éste tipo de instrumentos la hacen única en el territorio español.

 

La nave espacial CryoSat 700 kg - cuyo nombre proviene del griego y significa Kryos “helada”­lleva a bordo el primer all-weather microwave radar altimeter. Este instrumento ha sido optimizado para determinar los cambios en el grosor tanto de los hielos flotantes marinos, los cuales pueden alcanzar varios metros, como los casquetes polares de la tierra, que en la Antártica pueden ser de hasta cinco kilómetros. Los datos que proporcionará ésta misión sobre la velocidad del cambio en el grosor del hielo, tendrán una precisión superior a un centímetro.


La cubierta de hielo de la Tierra ha sido ya localizada desde el espacio durante muchos años por otros satélites como el Envisat. Sin embargo, para saber más de cómo el cambio climático está afectando regiones sensibles del planeta es urgente determinar los cambios en el grosor del hielo. Los datos que proporcionará el CryoSAT permitirán un mayor conocimiento de la dinámica de la masa de hielo y contribuirán a la comprensión de ésta variable tan valiosa para la comunidad de científicos, interesada en el estudio del cambio climático.

 

Más información en www.esa.int/cryosat y también en www.isardsat.cat/ca/cryosat-2-calibration.html

 


Volver a Noticias




Desarrollado por Web4Bio