Entrevistamos a Martín Blanco, Director General del Parque Científico Tecnológico Cartuja

Entrevistamos a Martín Blanco, Director General del Parque Científico Tecnológico Cartuja
16/07/2018 | Categoría: Protagonistas

Fotografía: Jesús Barrera

 

El próximo mes de agosto cumple un año al frente de la dirección del PCT Cartuja ¿cómo ha sido la llegada y cuales han sido sus prioridades en estos primeros meses? ¿Hacia donde se dirige el PCT Cartuja en los próximos años?

Mi llegada al Parque Científico y Tecnológico Cartuja ha supuesto una sorpresa más que agradable. Conocía la labor de los parques en Andalucía y este año ha sido el de confirmación de lo que intuía: contamos con empresas, centros de investigación y formación absolutamente innovadores, capaces de convivir y colaborar en un entorno innovador francamente positivo.
El futuro ha de pasar necesariamente por el diseño de estrategias que tengan un objetivo claro: contribuir al cambio de modelo productivo teniendo como núcleo la innovación en todos los sectores.
En el PCT Cartuja hemos diseñado seis líneas estratégicas de trabajo externas y una de gestión interna. Las externas son “Empresa” (Captación de nuevos proyectos empresariales, Cooperación y transferencia empresaria, Emprendimiento de base tecnológica, etc.) “Proyectos de I+D” (Proyectos singulares, Ciudades inteligentes y sostenibles, PCT SmartLab…),   “Internacionalización y cooperación” (Redes, Proyectos de I+D multinacionales…), “Servicios avanzados” (de formación y asesoramiento, por ejemplo), “Ciudadanía y ciudad” (Ciencia e igualdad, Redes sociales, etc.) e “Infraestructuras de apoyo y servicios”. 
En todas ellas las empresas y centros de investigación tienen mucho que decir, ya que buena parte de los objetivos que se persigue con su desarrollo nos han sido demandados por las propias empresas: consolidar el Parque Científico y Tecnológico en un SmartLab, que permita a las empresas testear sus innovaciones, atrayendo con ello a sus socios y clientes; hacer del PCT Cartuja un espacio eficiente en movilidad y eficiencia energética; fomentar las alianzas de empresas en proyectos de innovación para optimizar costes y minimizar riesgos empresariales; impulsar iniciativas de impulso de la empleabilidad, como la adhesión de empresas a proyectos de FP Dual, por citar sólo algunas de las más ambiciosas; o ganar presencia en la ciudad y las redes sociales. 

 

El parque está volcado en la campaña #SevillaforIASP. Una candidatura para albergar el Congreso Mundial de la IASP en el año 2020. ¿Qué impacto supone para el parque y para la ciudad que PCT Cartuja el epicentro mundial de los parques científicos y tecnológicos?

Buscamos que el impacto sea andaluz, poniendo de relieve la capacidad colaborativa de nuestros parques, unificando en una única candidatura el enorme poder de atracción de Andalucía, y no sólo por su turismo, su monumentalidad o su historia, sino por la capacidad para captar inversiones, empresas y, en general, innovación. Un Congreso como éste es una gran oportunidad para dinamizar el conjunto de parques científicos y tecnológicos, ampliar conocimientos tanto en su gestión como en estrategias de futuro. Ofrece, además, la posibilidad de hacer contactos a las empresas instaladas. 

 

Redes internacionales y nacionales como la IASP y APTE albergan numerosos miembros de distintas culturas, países, conocimientos, ámbitos y sectores. Es sabido que esta diversidad genera nuevas ventanas de colaboración tanto para el parque como las entidades del mismo. Sin embargo, desde su punto de vista ¿Cuál es el principal beneficio para el parque por pertenecer a estas redes?

Partimos de un concepto innegable: los parques científicos y tecnológicos son el enclave ideal para el desarrollo de proyectos innovadores que contribuyen a la consolidación y crecimiento de empresas de base científica y tecnológica. De ahí el lema del PCT Cartuja: Innova, Coopera, Crece. Ahora bien, vivimos en un mundo globalizado, donde las fronteras, de existir, están difuminadas. Las redes como APTE e IASP ofrecen a las gestoras de los recintos la posibilidad de interactuar, de coordinar y enfocar esfuerzos, de maximizar inversiones (en muchos casos públicas) y de optar a proyectos de envergadura minimizando costes. 
A través de estas redes conocemos tendencias y aportamos experiencias, logrando beneficios para las empresas y entidades instaladas en los parques. Conformamos, además, un grupo de interés capaz de interactuar con las administraciones a todos los niveles (locales, provinciales, autonómicos, nacionales e internacionales). Los parques si no trabajaran en redes perderían la mayor parte de su sentido.

 

Desde el PCT Cartuja se celebran numerosos eventos de éxito como Evoluciona TD, Invierte PCT Cartuja, y los Retos Tecnológicos ¿Cuál es el valor añadido de estas jornadas y actividades de intercambio de conocimiento en el PCT Cartuja?

Creo que el valor añadido es doble. Por una parte, el proyecto en sí, que permite el crecimiento de empresas al optar a información que puede serles de gran utilidad (digitalización, captación de financiación, claves para la internacionalización, etc.). Por otra, la labor de networking, el encuentro cara a cara con otras empresas. Cualquier compañero de jornada puede convertirse en un socio o aliado potencial. A todo ello se une la labor de dinamización de ofertas y demandas entre las empresas que realizamos desde las sociedades gestoras. Queremos ser pragmáticos, ofrecer a las empresas los servicios que verdaderamente le son útiles. Considero que sólo de esa manera los proyectos son eficaces y, por tanto, obtienen el respaldo deseado por parte de las empresas.


Durante este año, en APTE estamos haciendo hincapié en el impacto socioeconómico que los parques científicos y tecnológicos generan en las zonas donde se ubican. En vuestro caso, ¿qué impacto está teniendo o quiere tener el parque en los principales ratios económicos de Sevilla? 

El PCT Cartuja es heredero de la Expo’92. Según el informe “La Exposición Universal de Sevilla en 1992: efectos sobre el crecimiento económico andaluz”, de María del Pópulo Pablo-Romero (profesora de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla), las inversiones públicas desembolsadas en Sevilla y su entorno a consecuencia de la Muestra Universal ascendieron a 840,6 millones de euros, a las que se sumaron 4.416,8 millones de euros destinados a infraestructuras de comunicaciones en Andalucía (red de carreteras estatales y autonómicas, red de ferrocarriles y aeropuertos). Las obras de infraestructuras realizadas generaron un incremento del PIB andaluz de 1.436 millones de euros, cifra que repercutió en el empleo tanto vinculado directamente a las obras de la Exposición (14.024 trabajadores) como indirecto, ya que se crearon 64.640 nuevos puestos de trabajo.
Hace ya algunos años que la actividad económica conjunta de las más de 440 empresas y entidades que dan vida al PCT Cartuja superaron los 2.100 millones de euros anuales, que generan un empleo directo cercano a los 17.000 trabajadores cualificados. El nivel de ocupación del recinto se aproxima ya al 90%. Todo ello pone de relieve el impacto positivo del PCT Cartuja tanto en Sevilla como en Andalucía en general. 


Una pregunta obligatoria, para el año 2018 ¿qué tecnología disruptiva (Inteligencia Artificial, Blockchain, Internet de las cosas, Realidad Virtual…etc.) cree usted que va a ser la protagonista en lo que se refiere a emprendimiento y creación de Start ups y spin offs en el entorno de su parque?

Es muy complicado hacer un pronóstico... pero apostaría por el tratamiento de grandes volúmenes de datos, unido a la movilidad. A mi juicio han de trabajarse todas las tecnologías, hay que llegar hasta donde la imaginación llegue y no dejar pasar ni una oportunidad. No obstante, me gusta siempre en esta disyuntiva hacer referencia a una de las máximas del economista francés Jean Fourastie para centrar el enfoque de lo que, a mi juicio, debe ser el núcleo de la actividad del PCT Cartuja: “La máquina lleva al hombre a especializarse en lo humano”. 
En el Parque hemos conseguido un nivel tecnológico e innovador de primer orden. Ahora toca, a la que vez que seguimos creciendo, orientar la actividad hacia el bienestar de la ciudadanía.


Para conocer un poco más a Martín Blanco y los miembros de APTE ¿nos podrías hacer una breve presentación curricular?

Soy lucense de nacimiento y granadino de adopción. Nací hace 59 años, me licencié en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Compostela, y viví en Granada desde 1985 hasta mi incorporación a la dirección del PCT Cartuja.
Mi vida profesional, salvo los inicios, los he dedicado casi en su totalidad a la gestión en el ámbito de la sanidad pública. Desde este sector doy el salto al parque científico y tecnológico sevillano.
Siempre me ha gustado buscar elementos de entornos diferentes para aplicar a la gestión sanitaria. Busco aplicar elementos innovadores en lo cotidiano.
También me gusta evaluar los proyectos ejecutados. De ahí, por ejemplo, que esté acabando el trabajo de mi tesis doctoral, enfocada hacia la eficacia de la aplicación de políticas públicas (como los Procesos Asistenciales) sobre la población.

 

Volver
Política de cookies En esta web utilizamos cookies para darte una mejor navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información aquí. Continuar