NEIKER-Tecnalia impulsa seis escuelas agrosostenibles en Uganda a las que asisten 2.507 estudiantes

06/02/2019

Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia

  • El proyecto Saluganda continúa, tras ocho años de existencia, mejorando las condiciones higiénicas, la alimentación y la educación ambiental en las regiones de Buikwe y Mukono
  • La iniciativa permite al alumnado aprender técnicas de agricultura y ganadería sostenibles, compostaje e higiene personal, al tiempo que mejora sus condiciones de vida

El proyecto de escuelas sostenibles en Uganda impulsado por NEIKER-Tecnalia da cobertura ya a seis centros educativos, con 2.507 alumnas y alumnos, en el marco del proyecto Saluganda. La iniciativa, que cumple ocho años de vida, continúa mejorando las condiciones higiénicas, la alimentación y la educación ambiental en las regiones de Buikwe y Mukono.

NEIKER-Tecnalia colabora con la ONG local Cape of Good Hope Orphan Care (COGHOC) en la instalación de letrinas secas tipo Ecosan, tanques de recogida de agua de lluvia, criaderos de cerdos, gallineros y huertos ecológicos, completando así un ciclo de producción sostenible adaptado a los recursos de cada escuela. En este proyecto cuenta con la ayuda de diferentes entidades como ner group, Lancor S. Coop., Ekin S. Coop., Steilas y Foro Rural Mundial.

En los laboratorios de NEIKER-Tecnalia se analiza el suelo de los huertos escolares y el compost procedente de letrinas y establos, para asegurar su salubridad y calcular las dosis de abonado, aprovechando los recursos propios de las escuelas.

Mediante las letrinas secas tipo Ecosan se pretende evitar los contagios debidos a las malas condiciones sanitarias de los retretes existentes con anterioridad. Para ello, se han construido nuevas letrinas “secas”. Su nombre se debe a que las heces siguen un proceso separado de la orina, lo cual reduce su humedad y favorece su compostaje. Estos residuos son además tratados con ceniza procedente de las cocinas escolares para elevar su pH y eliminar los patógenos fecales. Se compostan y, una vez comprobado que su higienización ha sido correcta (análisis microbiológicos), sirven de abono en los huertos escolares.

En los huertos se producen verduras para diversificar la dieta de los comedores escolares y maíz para los animales, con lo que se reducen los gastos externos considerablemente. Además, son los propios estudiantes quienes realizan directamente las labores de mantenimiento de letrinas, gallineros y huertos, dentro del plan para su educación ambiental diseñado. Esto les permite aprender técnicas de agricultura y ganadería sostenibles, compostaje e higiene personal, mejorando las condiciones de vida en la escuela y, posteriormente, en sus propios hogares. Los ingresos generados con la venta de sus productos han contribuido a la escolarización de 257 nuevas compañeras y compañeros cuyas familias no pueden pagar las tasas escolares por sus propios medios.

Cinco escuelas autosuficientes

Como cada año, el investigador de NEIKER-Tecnalia Iker Mijangos ha supervisado en persona recientemente los avances del proyecto, que ya es prácticamente autosuficiente en las cinco primeras escuelas apoyadas: Tom & Margaret Primary School (2011), Maranatha Primary School (2012), Kisimba Muslim Primary School  (2013), Kiyindi SDA Primary School (2013) y Kiyindi Community Primary School (2015), de manera que la aportación económica se limita actualmente a cofinanciar la compra de piensos, material escolar y tasas escolares de los alumnos más pobres, además de continuar ofreciéndoles asistencia técnica agropecuaria gratis.

Estos avances han permitido incorporar una sexta escuela, St. Cecilia Primary School, donde comenzó la construcción de las letrinas Ecosan en 2017 y se ha continuado en 2018 con la instalación de un tanque de 10.000 litros para captar el agua de lluvia y el establecimiento de un huerto escolar de un acre (0,5 hectáreas aproximadamente), incluyendo la entrega de herramientas, semillas y talleres formativos en agricultura ecológica.

En los próximos meses se pretende afianzar los logros conseguidos en las primeras cinco escuelas, seguir avanzando en St. Cecilia Primary School, con la construcción de unas cochiqueras, e incorporar una nueva escuela identificada durante la última visita -The Good Samarithan Primary School-, que es la única en la zona que acepta alumnas y alumnos con discapacidades motrices.

Más información sobre este proyecto: www.saluganda.org

Volver
Política de cookies En esta web utilizamos cookies para darte una mejor navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información aquí. Continuar